Tag Archives: Plan Quinquenal

Plan quinquenal de Gasolina

Tras un largo proceso de elucubración, el Comisario Piotr Solbesky ha seguido el ejemplo del Comisario Montillov, y ha desvelado una nueva sección del plan quinquenal que el MSV prepara para la felicidad del proletariado. En esta ocasión, el Plan para la Gloria Económica se refiere al consumo de petróleo, oro negro que los camaradas comunistas del medio oriente extraen gracias a la tecnología de la madre Rusia.

El objetivo a corto plazo de esta decisión es, en palabras de la Pasionaria 2.0, que “los ricos dejen de ir en Audi y vayan en cercanías”. El Comisario, con una visión más centrada, matiza que “los ricos deben ir en patinete hasta el Gulag“.

El MSV estima, en cualquier caso, que tanta transparencia empieza a ser preocupante, y resulta más propia de cochinos troskos que de camaradas estalinistas. Desde aquí saludamos a los seguidores de este nuevo Glasnost, y les recomendamos que tengan especial cuidado con su salud.

Plan quinquenal de Consumo Eléctrico

El Comisario de Industria, Turismo y Comercio, Iosif Montillov, ha desvelado en otro ataque de transparencia innecesaria, la fórmula que será utilizada por el Plan Quinquenal en España y, próximamente, en todos los pueblos del mundo. De acuerdo con la Hoja de Ruta para la Felicidad, las familias que derrochen electricidad serán sometidas a “medidas penalizadoras”. El MSV propone tomar ejemplo de la magnanimidad del Padre, y defiende que tales medidas sean, en realidad, “reeducadoras”: para evitar el calor, nada como Siberia.

La sabia decisión del Pueblo, expresada por boca del Comisario, le ha situado en cabeza de la competición por los premios Iosif. El MSV ya ha tomado las medidas oportunas para que en las camisetas del proletariado aparezcan el lema: “no es necesario pasar frío en verano y calor en invierno”. No existe creación sin inspiración, y desde aquí agradecemos la colaboración en la política del MSV a los millones de ciudadanos que ya venían sosteniendo que en invierno “no pasa nada por dormir con un jersey”.


Refrescante destino para los derrochadores de energía