Category Archives: Relatos

Cine socialista: Aznarlien

Camaradas:

Tuve el otro día una horrenda pesadilla. Soñé que volvía al poder el del bigotito. Y se nombraba a Rouco Varela como Ministro de Justicia, Moralidad y Decencia; a Federico Jiménez Losantos Ministro de la Presidencia y Portavoz del Gobierno, a Mayor Oreja Ministro del Interior (¡otra vez!) y a Álvarez Cascos Generalísimo de los tres ejércitos.

Chorreando de sudor me desperté sobresaltado y horrorizado y mi primer pensamiento fue el de exponeros los pesares que nos esperan como vuelva al poder el nefasto Aznar. Mi sueño se ha traducido en un guión de terror que ha dado lugar a una obra magna del cine socialista de todos los tiempos: Aznarlien, el regreso.

Sinopsis de la película

La comuna espacial proletaria del planeta “Gulag” deja de enviar sus informes mensuales. Temiendo alguna catástrofe, el algo mando envía al capitán Rugalkaev al mando de sus spetsznatz espaciales para investigar lo sucedido.

Al llegar a la comuna del planeta Gulag, Rugalkaev descubre que la bestia neocon ha vuelto y que ha aburguesado a la clase obrera de la comuna. Sólo la destrucción total de la comuna con la bestia y los proletarios aburguesados dentro, con barra libre de napalm y plutonio, puede atajar la plaga que se cierne sobre el socialismo real ibérico.

Cine socialista: Scrachemouche

Fracasó el asedio a los perros fascistas del Congreso, no importa, sigamos con los escraches, el camarada McCarthy nos trae un film para insipirarnos.

Camaradas:

El podrido régimen burgués que padecemos se tambalea ahogándose en sus propias contradicciones. Por tanto, es hora de ir socavándolo a base de acciones directas y contundentes que preparen el terreno para la victoriosa ofensiva de la revolución proletaria.

El plan maestro que ha trazado el MSV contempla, en una primera fase, el acoso de los políticos contrarrevolucionarios para que empiecen a sentir en sus carnes el profundo descontento de las masas obreras. Para ello, hemos encargado a la capitana Ada Colaunova, de los servicios secretos del Partido, la creación de una plataforma que, al amparo de hacerse eco de algún grave problema social, lleve a cabo una campaña contra la clase política reaccionaria.

Hoy, los grupos de agitación y propaganda organizados por la capitana Colaunova operan bajo el paraguas de una asociación anti-desahucios. Mañana, cuando los desahucios ya no sean noticia, los comandos de Colaunova se agruparán en otras asociaciones que puedan sernos de más utilidad, como el Coro de Jubilados del Alto Ribagorza o la Plataforma para la Defensa del Derecho de las Ranas a Criar Pelo; u otras que, eventualmente, más nos convengan.

Ante todo recordad que el MSV no vacilará en la consecución de sus objetivos. Como dijo Pablo Iglesias, “La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la Revolución”

Para estimular a las masas, el MSV organiza en su sede un festival de clásicos revolucionarios. Hoy se proyectará la gloriosa película Scrachemouche, apta para todos los públicos proletarios.

PD: El Politburó del MSV lamenta la actitud del camarada Rugalkaev por condenar públicamente los escraches de la plataforma antidesahucios al tiempo que se le escapaba una risita tonta y floja. Más que la comparecencia de un líder de la clase obrera, aquello parecía una de las tomas falsas del programa de José Mota. Por tanto, se ruega al camarada Rugalkaev, por favor, mayores dosis de seriedad en la mentira, que la revolución no es ningún cachondeo.


Sinopsis de la película

En la Francia del S. XVIII un legendario personaje, Alfred Rubalcabeau, conocido diputado de la Asamblea Nacional que actúa de incógnito en diversos espectáculos de variedades bajo el nombre artístico de Scrachemouche, acosa a la reaccionaria aristocracia francesa al frente de sus bien organizados grupos de sans culottes. Atrapado entre el amor a la bella Colaunova y la devoción a la sin par Bardemova, se bate en feroces duelos contra su más acérrimo enemigo, el marqués de Brey, que se niega a desalojar el palacete de la Moncloa tal y como exigen las masas revolucionarias.

Familia Bardem, familia de mártires (progresistas)

Camaradas:

Atónitos y patidifusos nos hemos quedado los cuadros dirigentes del MSV al ver el linchamiento mediático que la casposa derecha extrema está propinando a la pobre familia Bardem, y todo por algo tan insignificante como el de cerrar el restaurante que regentaba.

Tuvimos ocasión, el otro día, de hablar de ello con el propio Javitxu (nuestro camarada Javier Bardem quiere que se le llame así en la intimidad, para que veamos hasta qué punto es solidario con la justa causa de nuestros amigos los hombres de paz vascos), que nos invitó a una suculenta cena en su restaurante, el día antes de cerrarlo.

Cansado y ojeroso nos contó cómo se veía obligado a cerrar su restaurante debido a una campaña de acoso y derribo que, contra su persona, había iniciado el gobierno pepero.

El negocio había funcionado felizmente durante años, especialmente en la época de Zapatero, pero desde que los contrarrevolucionarios habían ocupado el poder, sus agentes atacaban sin piedad a su negocio.

La Policía Municipal, los inspectores de sanidad, hacienda, trabajo y hasta la tuna de una Facultad dirigida por un decano falangista se fueron turnando para hacerle la vida imposible.

Nuestro héroe, incluso, impasible aguantó la retirada de las subvenciones a las que tenía derecho. Pero un aciago día le comunicaron la fatal noticia: tenía que pagar impuestos. Y aquí si que Javitxu ya no aguantó más. ¡Cómo –se decía a sí mismo– un artista como él se veía rebajado a pagar impuestos como el populacho! En un valeroso acto de rebeldía, decidió, como medida de protesta frente a la voracidad fiscal y recaudatoria del gobierno dictatorial, intolerante y fascista que nos gobierna, cerrar su restaurante lo antes posible, pese al sufrimiento que le atenazaba ante la incierta suerte que iban a correr sus pobres trabajadores.

Mientras hablaba nos dio unas entrañables fotos para que comprobáramos la veracidad de su historia. La primera, de cuando comunicó a sus trabajadores que iba a cerrar el restaurante. La segunda, de la manifestación celebrada espontáneamente tras la debida convocatoria por sms y redes sociales, para protestar contra los insidiosos editoriales de la prensa derechista equiparándole a los magnates capitalistas a los que él tanto odia.

Y esta es la verdadera historia de un cierre plenamente justificado, por motivos de conciencia social, progresista e igualitaria, y no por un supuesto afán de lucro inventado por la prensa adicta al Partido Popular.

Ahora, pasado un tiempo desde el cierre del restaurante, nuestro camarada Javitxu tiene la conciencia tranquila, y más desde que leyó las declaraciones de sus trabajadores en la prensa: en el fondo todos estaban dominados por el burgués que llevaban dentro, demostrando ser unos vulgares mercenarios adictos únicamente al dinero.

¡Qué buen señor si hubiera tenido buenos vasallos!

Cine indigenista: Masterix y Oriolbelix contra los fachas

Una gran candidata a arrasar en los Galardones Obreros y Antifascistas (G.O.Y.A.)
By McCarthy

Camaradas:

Alborozados saludamos el nacimiento de un nuevo sujeto político llamado a ostentar la hegemonía de las taifas ibéricas. CatalURSSnya ha decidido liberarse de la opresora bota mesetaria y camina, con paso firme y decidido, hacia su unidad de destino en lo universal merced al supremo liderazgo de Masov, ungido caudillo supremo de CatalURSSnya por obra y gracia del progresismo regionalista. Volverán banderas victoriosas al balcón de la Generalitat ondear y, prietas las filas, los diversos caciques indigenistas locales rendirán pleitesía a Masov I, el Reunificador, antes de lanzarse al anschluss dels Països Catalans que aún no han sido liberados.

Desgraciadamente, nuestros compañeros indigenistas necesitan para eso dinero, mucho dinero, y los fachas de Madrit no parecen estar por la labor de soltar ni un euro. Así que, decididos a obtener por otros medios el equilibrio fiscal que el fascio centralista les niega, nuestros amigos indigenistas han decidido exportar su talento innato y tienen pensado proyectar sus películas más señeras y recaudar así el dinero necesario para llevar a cabo sus propósitos.

Al preestreno de una de las obras maestras del cine indigenista ha sido invitada la plana mayor del MSV, que se codeará en tan señalado evento con lo más florido y granado de las élites indigenistas catalanas. Así que, camaradas, haced amistades y obtened cuantas direcciones y números de teléfono seáis capaces de obtener. Recordad que el simpático indigenista de hoy se transformará, en cuanto tomemos el poder, en la rata secesionista de mañana a la que habrá que exterminar sin compasión ni miramientos. Todo el trabajo que tengamos adelantado nos será muy útil para acabar con cualquier conato de resistencia a la implantación de la dictadura del proletariado.

Sinopsis de la película:

Siglo I a.C. Toda la Hispania está invadida por los fachas mesetarios, ¿Toda? No. La pequeña tribu de los catalufos resiste, ahora y siempre, al invasor. Temiendo un ataque inminente de la Brunete mediática, el druida de la tribu catalufa, Pujolramix, decide enviar a sus más preclaros héroes, Masterix y Oriolbelix, a una misión vital: llevar los dineros de la tribu hasta la lejana Helvetia, cuna de la opacidad y el secreto bancario, e ingresarlo en una serie de cuentas secretas y cifradas a nombre de ciertos prominentes líderes de la tribu; todo ello por el pueblo y para el pueblo.

Que no se apague nuestra voz.

Iba caminando por la calle y me lo encontré así, tal cual lo veis
Sentí morir algo dentro de mi, es una injusticia, a saber en qué manos caerá ahora.

Rememorando la primavera de Praga.

Pasado ya el cumpleaños del Padrecito, viene bien echar la vista atrás y recordar otros episodios posteriores a su gobierno terrenal, tales como la invasión de Hungría en 1956 ó la primavera de Praga de 1968, sobre todo por cómo se impuso el socialismo a aquellos que hacían críticas al régimen.
Hay que tener en cuenta que entre éstos últimos, hubo contrarrevolucionarios que acabaron saliéndose con la suya en su lucha por establecer un régimen democrático en la Checoslovaquia de entonces, pero la batalla no está del todo perdida, ya que se nos sigue recordando que en el Conglomerado de Unión de Repúblicas Socialistas Ibéricas no habrán tantos titulares en los medios para los citados reaccionarios, algo que nos alegra porque siempre habrán hechos que nos deje una puerta abierta a la esperanza de que aún es posible la dictadura del proletariado mientras hayan luchadores por el socialismo que serían capaces de llevar a cabo una acción contra las libertades como la que se llevó en Praga.

Vosotros sois polícías y estáis a mi servicio

Lo podría haber dicho el camarada “Pepunto” o alguno de los otros dos candidatos (de hecho, es probable que alguno de los tres haya soltado alguna vez esa frase) pero no, esta vez se trata de otro camarada, concretamente del senador Curbelov, quien según la justicia facha (esa que investiga ahora a algunos de los héroes del caso faisán) deberá responder por tres causas penales; un delito de daños, una falta de lesiones más injurias y calumnias, originados dentro del club de alterne, por haber roto varios vasos, una mesa de cristal y un cristal de grueso tamaño.

Pero lo que más indignados nos tiene es que encima pretendiesen que nuestro camarada tuviese que pagar por mantener relaciones sexuales ¡Él! ¡Un hombre del pueblo! ¡Un servidor del socialismo!
Obviamente, como hombre comprometido con lo público, él se negó a pagar por tales actos ¡Faltaría más!

En base a ello, nuestro glorioso movimiento está diseñando un cartel a colocar en los clubes correspondientes (todos) en el que se aprecie el puño dentro de una silueta de mujer, significando por tanto, que no se le cobra a los representantes del socialismo ibérico.

Segundo Capítulo de los Diarios del Gral Tatarin en Afganistán

Octubre 26, 1980

El Infernal BREZNEV comunicóseme conmigo esta mañana. Estaba furibundo. Aparentemente, un pueblo afgano se sublevó contra la guarnición soviética, masacrando cerca de 50 de los nuestros. Pero lo más terrible es que aprovechando una equipo de video, degollaron a un oficial del Ejército Rojo adelante de las cámaras, y la filmación ha dado la vuelta al mundo. Ese torpe pusilánime se entregó con vida a los infieles y sufrió el destino que merecía, pero ahora somos el hazmerreír del mundo entero, algo tiene que hacerse urgentemente, o la fama del Ejército Rojo se verá ensuciada con la mancha de la cobardía de un solo hombre.

BREZNEV ha sido claro. La acción retaliatoria debe ser devastadora, brutal. Y televisada al mundo entero. Es hora de hacer sentir a estos perros musulmanes el rigor de la bota Stalinista, y que todo el mundo sepa el destino que aguarda a los que intenten resistir el inevitable devenir de la Historia. Ya tengo las coordenadas del pueblo en cuestión. He enviado a CHERNENKO y a SAAKAZVHILI en misión de reconocimiento, y sus noticias no son alentadoras. El pueblito es una fortaleza, en su entrada pueden verse picas con las cabezas de los soldados rojos brutalmente asesinados. Me hierve la sangre de solo pensarlo. Los vengaremos.

Estamos ampliamente superados en número, evidentemente no podremos tomar por asalto la posición. Es necesario encontrar un camino más discreto, a pesar de que la discreción nunca fue mi fuerte. Yo prefiero el asalto frontal, decisivo y sanguinario. Así nos educó el Camarada STALIN. Esos métodos siempre nos han dado resultado, pero ahora habrá que idear una variante táctica. Mi plan consiste en interceptar un convoy afgano, liquidarlo y tomar su lugar, para poder penetrar en la base sin ser advertidos. Para cuando se den cuenta, será demasiado tarde. Desataremos el infierno, y la sangre correrá como ríos.

Para evadir los sensores termales que la CIA proveyó al enemigo, he dispuesto que yo y mis mejores hombres nos enterremos en la ardiente arena del desierto y esperemos allí el paso del convoy . Las horas pasan. La sensación térmica en el desierto supera los 60 grados. Aquí, abajo de un metro de arena, la temperatura es aún mayor. Puedo sentir los quejidos de CHERNENKO. Hace más de 10 horas que estamos enterrados. Oligarca y Freddy Merengue jr. permanecen en silencio. Sólo la fe en el Camarada STALIN puede ayudarnos en estos momentos de sufrimiento absoluto. Mantener silencio total es fundamental para el éxito de la misión. Si CHERNENKO vuelve a quejarse ruidosamente, lo liquidaré. Nada puede interponerse entre nosotros y el éxito. Finalmente la vemos venir. Una caravana de 5 camiones custodiada por una treintena de mujaidines. A mis a mis Infernales muchachos no les tomó más de medio minuto aniquilar a estas lacras musulmanas, y en poco tiempo ya estamos camino a la base enemiga disfrazados de mujaidines. Puedo ver la ansiedad en el rostro del sargento SMIRNOFF; está sediento de destrucción y sangre. Pronto será saciado. Con creces. El soldado Riazov, nativo de TURKMENISTAN habla con los sentinelas enemigos y los convence que somos un grupo de nuevos reclutas provenientes de dicha república que vienen a unirse a la resistencia. Perfecto, ya estamos adentro. Ah, si solo tuviera un ingenio termonuclear, podríamos hacer detonar la aldea y la base de un solo golpe. Pero ante la carencia de tecnología, tendremos que recurrir a los viejos métodos. Mientras pienso esto, alisto mi revólver NAGANT, mi subametralladora BISON, y mi sable mongol. Entonces algo nos interrumpe. De la base enemiga, en el centro del pueblito, unos aldeanos están sacando a un hombre semidesnudo, golpeado. Tiene uniforme soviético. Su cuerpo presenta la marca de innumerables vejaciones, pero está aún con vida. Enfrente un jefe mujaideen le apunta con una pistola. Miro a mis muchachos, CHERNENKO, SMIRNOFF, OLIGARCA, RIAZOV, SAAKAZVHILI. Puedo ver la llama de la incontenible furia en sus ojos. El jefe mujaideen dispara. El soldado soviético cae muerto. La furia de mis muchachos ya no podrá contenerse, y así debe ser, es nuestra fuerza. Será mejor entregarse en cuerpo y alma al frenesí vengador de la carnicería sin límites.

Casi al unísono, todos extraemos las armas de abajo de nuestros disfraces. Los infieles sólo atinan a mirar, antes de ser acallados por la lluvia justiciera del plomo soviético. El caos se ha desatado, los aldeanos corren, los mujaidines salen de la base como hormigas, pero mis muchachos ya han tomado posición en diversos edificios del pueblo y los ametrallan sin contemplaciones. El lanzagranadas de SMIRNOFF causa estragos. La PK de SAAKAZVHILI es como una hoz justiciera, segando la mala yerba del mundo que debe ser socialista. FREDDY MERENGUE JR. alista su cámara. Todo debe ser filmado. Mientras disparo, veo a RIAZOV dando rienda suelta a la furia de su kalashnikov, mientras OLIGARCA carga su DRAGUNOV, obra maestra de la industria stalinista. Es evidente que las municiones no serán suficientes. Si esto sigue así, habrá que recurrir al combate cuerpo a cuerpo. Desde mi puesto en una terraza puedo ver la tierra de las improvisadas calles tornarse roja por la sangre. El rojo de nuestra bandera. Estamos construyendo el socialismo en este mísero lugar, el rojo de nuestra enseña marcará para siempre las calles de este pueblo.

Finalmente, en un asalto final, nos apoderamos de la base enemiga. Las bajas son numerosas en ambos bandos, pero el enemigo ya está totalmente diezmado, los pocos que quedan se debaten entre suicidarse o combatir hasta el final. He dado la orden de que capturen con vida a todos los que se pueda. Hemos de darle una lección al mundo, y a los afganos. Mis muchachos me traen cerca de 100 mujaidines prisioneros. Casi todos intentaron suicidarse, pero mis muchachos nunca me fallan cuando doy una orden. SMIRNOFF tuvo que cortarle el brazo a uno justo cuando iba a accionar el chaleco explosivo que llevaba oculto. Ahora llegó el momento de la venganza. Freddy Merengue, nuestro improvisado camarógrafo, prepara la cámara. Hemos puesto a los 100 prisioneros en línea. Cuando doy la señal, mis muchachos se lanzan a degollarlos sin contemplaciones. Los gritos de terror son ahogados por chorros de sangre, mientras mi sable mongol ejerce la justicia soviética sobre los desdichados. Todo está siendo filmado y transmitido en directo en Afganistán. El mensaje a los fanáticos es claro:

por cada uno de nosotros que deguellen, degollaremos a 100 de ustedes

La construcción del socialismo no admite medias tintas. El ‘NUCLEO DURO’ de los 40.000 fanáticos mujaidines debe ser aniquilado para poder pacificar al resto de la población. Los castigos tienen que ser ejemplares, el Terror Rojo contra los capitanejos y caudillejos conservadores reaccionarios afghanos es el camino marcado por el Infernal BREZNEV, siguiendo las enseñanzas de LENIN. Su fanatismo estúpido será aplastado bajo la bota del Ejército sin dios.

La tarea justiciera está terminada. Pero no todavía. Los aldeanos han sido cómplices de todo esto, ya que directa o indirectamente apoyan a los caudillejos musulmanes y sus atrocidades. La DOCTRINA BREZNEV, también conocida como DOCTRINA BRUTUS, por su célebre autor, el imperialista Brutus que la redactó para justificar el ajusticiamiento de los civiles alemanes durante el bombardeo imperialista a Dresden, y durante el avanze del Ejercito Rojo, indica que los civiles que apoyan gobiernos crim
inales, no merecen mas que la muerte. Y ha llegado la hora de la justicia. Luego de rociar el inmundo pueblo con GASOLINA y encerrar a todo el mundo en sus casa, tengo el honor de ‘encenderlo’ con mi lanzallamas. El espectáculo es sobrecojedor. Las llamas danzan elevándose al cielo, mientras los gritos de los infelices que se incineran se pierden en la noche. No puedo evitar sonreír. La satisfacción del deber cumplido. Al otro día, le dije por radio a BREZNEV: “Hemos ahorrado balas. Degollamos a 1000 salvajes.”

El Mariscal BREZNEV está feliz, el plan ha sido un éxito. Después de ver la filmación, muchos de los caudillejos afganos más moderados comprendieron de que lado les conviene estar. Ayer, mis muchachos recibieron diversas condecoraciones. Dentro de poco, yo y algunos de mis veteranos estaremos en condiciones de recibir la de Héroes de la Union Sovietica. Esperemos que el Infernal nos dé pronto nuevas misiones para continuar, como siempre, intentando cumplir mis órdenes lo más perfectamente posibles, para mayor Gloria del socialismo.

Hasta la victoria absoluta

Las Memorias del General Vasilij TATARIN en Afganistán -1er Capítulo-

Afganistán, Octubre de 1980

Diario del SubComandante VASILIJ TATARIN (actualmente General)
112 EN EL PATIBULO: MISION MORTAL

Octubre 10, 1980

Debido a mis fracasos en la supresión de la guerrilla chechena, y como castigo, he sido trasladado a Afganistán donde el Mariscal BREZNEV me asignó al mando de un Batallón de Presidiarios. Criminales de la peor calaña, provenientes de los rincones más inhóspitos de la Unión Soviética y otros países satélite forman este rejunte de lacras y parásitos sociales enrolados a la fuerza en el Ejército Rojo.

El helicóptero que me transporta aún no ha tocado tierra cuando ya escucho el infernal sonido de los morteros y las ametralladoras. Los MUJAIDINES están atacando a suerte o verdad el batallón, me veo obligado a saltar del helicópetro para buscar refugio en uno de los bunkers, mientras las balas silvan a mi alrededor. Estoy furioso por haberme visto obligado a arrastrarme como una rata buscando donde cubrirme, sin siquiera tener oportunidad de extraer mi revólver NAGANT de 7 tiros. Finalmente, alcanzo un bunker de hormigón, sus paredes están regadas por la sangre y los intestinos de los soldados rojos, mientras un grupo de Mujaidines con sables y fusiles despedaza los cadáveres en pleno frenesí religioso. Cuando me ven entrar se paralizan, y antes que atinen a reaccionar, mi revólver NAGANT ya ha perforado la cabeza de tres de los bastardos, los otros intentan devolver el fuego, pero no son rivales para mí. Luego de agotar los 7 tiros del revólver me veo forzado a liquidar a los restantes con mi SABLE MONGOL de hoja curva. Al último que quedó me dí el placer de asfixiarlo con mi puño derecho, mientras con la otra mano acomodaba el cuadro de STALIN que se había torcido por la conmoción de las explosiones.

Terminado este trámite, es hora de buscar algo de armamento pesado para reagrupar a lo que quede de este batallón y rechazar la ofensiva enemiga. Afortunadamente logro hacerme de una ametralladora PK, con la que, emergiendo del bunker, comienzo a abrir fuego sin piedad contra los fanáticos. La batalla está alcanzando su punto más alto. No puedo evitar deleitarme ante lo que veo: sangre por doquier. El fuego de los morteros ha cesado, pero los heridos se arrastran entre los charcos de inmundicias y sangre, sólo para ser ultimados a sablazos y tiros por los fanáticos, mientras un poco más allá, un Soldado Rojo incinera con su lanzallamas a tres árabes que se contornean como serpientes mientras sus vidas se extinguen entre gritos desgarradores.

Pero no tengo tiempo para disfrutar del momento, con una mano disparo la ametralladora PK, de casi 20 kilos con munición, y con la otra reagrupo a los inexpertos soldados rojos que lograron sobrevivir a la brutal embestida enemiga. Algunos están en estado de shock, otros, fanatizados por mi ejemplo de liderazgo se lanzan ciegamente a clavar sus bayonetas en los corazones del enemigo. Siempre me gustó el combate a bayoneta calada. Se ve la sangre brotar, uno siente morir al enemigo tan cerca, mientras el calor de su cuerpo escapa en forma de vapor por la herida… así me lo refirió mi padre, que combatió a las órdenes de BREZNEV en STALINGRADO… cómo me hubiera gustado combatir ahí… pero era muy niño, y mi padre no me permitió inmolarme en honor al camarada STALIN, cómo yo hubiera querido…

Nunca tuve juguetes, solo la vieja pistola TOKAREV de mi padre, toda mi niñez transcurrió entre las ruinas bombardeadas por los nazis, mis amiguitos masacrados por la SS, y mi noviecita violada por los fascistas, se suicidó a los 10 años, luego de perder a toda su familia. Mi adolescencia transcurrió enteramente en las barracas del Ejercito Rojo, donde me instruí y pude canalizar el fuego de mi Odio para forjar en mi mente y espíritu el Acero del Materialismo dialéctico. El camarada STALIN nos enseñó que solo la furia y el odio al enemigo nos llevarán a la victoria final.

El Odio forja el Acero.
El Acero caliente se templa con la disciplina
Con disciplina se Destruye al enemigo.

Estos son los principios que los nenes pequeñoburgueses que juegan a ser comunistas nunca entenderán. Su Odio es impostado, inventado por ellos mismos para llenar el vacío de sus vidas. Nuestro Odio, el de los estalinistas, es visceral: lo llevamos marcado a fuego por la brutalidad del imperialismo. El Odio inventado, marketinero, no puede forjar el Acero de la disciplina. Sólo forja chapa podrida, que ante el primer embate imperialista, se parte, se rompe, y todos se pelean entre ellos y se traicionan, ya sea por rivalidades, por dinero, o por salvar sus miserables vidas.

Pero bueno, no quiero aburrirlos con mis pensamientos, la batalla ya está casi terminada. Los Mujaidines están en retirada. Mis soldados se entretienen disparándoles por la espalda y ultimando a los heridos… ah, si BREZNEV estuviera aquí para ver esto… tantos enemigos para desmembrar…

Sale el sol. Nadie ha dormido anoche. Los festejos duraron hasta recién. Saludo al sol, mientras se asoma por detrás de las siluetas de los mujaidines empalados. Se respira mucha paz en el ambiente, pero la vida es así: todo lo bueno tiene un final, no se puede combatir siempre. Ahora debo cumplir con las tareas de rutina, tengo que pasar revista al batallón, para ver cuántos sobrevivieron. Mientras paso revista, algunas caripelas me llaman la atención.

El soldado CHERNENKO, un hombre de mediana edad condenado a 160 años de trabajos forzados por pacifismo manifiesto durante la Gran Guerra Patriótica, ahora no parece tan pacifista, con la sangre que chorrea de su boca, luego de devorar a dentelladas el rostro de un mujaideen la noche anterior. Ya nunca será el mismo.

Nuestro operador de radio (el unico que sobrevivio) el soldado especialista Freddy Merengue junior es el hijo de un respetable científico cubano, que fue entregado a las autoridades por su propio padre por el delito de “conducta antisocial” del Código Penal Cubano.

Más allá veo a un jovenzuelo de extracción capitalista, conocido como Oligarca por sus camaradas, luego de la revolución y confiscación de sus bienes, fue enviado al Centro de Reeducación Ideológica de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y luego vino a parar al Batallón Penal por su mala conducta. Sin embargo mientras lo veía ayer a la noche clavando frenéticamente la bayoneta en el pecho de un enemigo, pude ver en sus ojos inyectados en sangre la llama del odio necesaria para forjar el Acero Estalinista. Este joven tiene un gran futuro. ¡Qué saben los idiotas del centro de reeducación universitario, las Barracas del Ejército Rojo y el combate descarnado pueden hacer un pocas semanas más de lo que los psicopedagogos en años!

Del batallón original, de 880 efectivos, ahora solo quedan 112. El camarada BREZNEV se comunicó conmigo ayer para felicitarme por la victoria, pero aún enojado por mi fracaso en Chechenia, me dijo que no recibiré ningún tipo de refuerzos. Y que la próxima misión que me asignará será casi imposible. Si no alcanzan las raciones deberemos alimentarnos con la carne de los prisioneros y de los muertos. O saquear alguna aldea. La Unión Soviética no quiere gastar valiosos recursos en un batallón de presidiarios, de resaca social. Yo lo comprendo perfectamente. Sólo me importa cumplir las órdenes lo más perfectamente posible: Hasta la victoria Final.