Category Archives: Estado Espanyol

El verdadero Rajoyov

By McCarthy.

Camaradas:

El verano comienza a hacerse largo y tedioso. El Partido, víctima inocente de la cruel crisis económica originada por la voracidad y la especulación de los ricachos al servicio de los mercados financieros, ha visto severamente mermada su capacidad de adquisición de productos de primera necesidad socialista; en efecto, el marisco, el champán francés, el jamón de bellota, el embutido ibérico, el caviar iraní y tantas otras cosas sumamente necesarias para afrontar con éxito la difícil lucha de clases han tenido que dejar de enviarse a los escalones inferiores del Partido para concentrarse en los cuadros dirigentes, los que de verdad llevamos el peso y el desgaste propios del proceso revolucionario.

Pero para levantar vuestra moral y vuestro espíritu combatiente, el MSV os vaticina el próximo y seguro triunfo de la revolución proletaria, a la vez que os hace partícipe de uno de los secretos mejor guardados, la identidad de quien va a hacer posible ese triunfo de la revolución.

Retrocedamos a noviembre de 2011. Tras la victoria del fascismo sociológico, muchos analistas predijeron la instauración de una teocracia cuyo jefe espiritual iba a ser Rouco Varela, la ascensión de Jiménez Losantos al puesto de ministro portavoz y director de RTVE, la abolición de las conquistas sociales logradas durante la democracia avanzada de Zapatero y la instauración de la sotana como prenda oficial de trabajo en el ámbito público, entre otras terroríficas predicciones. Algunos de vosotros, aterrorizados, enseguida os distéis a la fuga hacia Perpignan, o tapiasteis una habitación para esconderos dentro. Los más inconscientes cogísteis una lancha para huir por mar hacia otros países, teniendo que ser rescatados por la reaccionaria Guardia Civil porque os quedásteis sin combustible a mitad de camino. Sin embargo, los cuadros dirigentes permanecimos tranquilamente en nuestras dachas porque sabíamos que nuestro hombre infiltrado en el Partido Contrarrevolucionario no nos fallaría y que estábamos a salvo de todo peligro.

Pasado ese primer momento, ¿qué fue lo que hizo el Gobierno? Iban a derogar la ley del aborto, y esta sigue tal cual fue aprobada por las fuerzas de progreso. Iban a meter en cintura a las Taifas Ibéricas, y el ominoso Estado central se encarga de pagar todas las facturas. Iban a encarcelar a los abnegados hombres de paz euskaldunes, y los siguen soltando de las cárceles con todos los parabienes. Y así podríamos seguir hasta el infinito.

Algunos de vosotros, con sagacidad, aventurásteis la posibilidad de que el usurpador Rajoyov sea, en realidad, un agente nuestro. Otros, de manera absolutamente descabellada, habéis acudido a intrincadas explicaciones basadas en la Cábala y otras majaderías místicas y supersticiosas incompatibles con el genuino socialismo científico. A todos vosotros os digo cuán cerca, y a la vez cuán lejos, habéis estado de la verdad.

Pero volvamos a retroceder en el tiempo. Esta vez a 2008. Antes de las elecciones, el tal Rajoyov convocaba a sus huestes con el objeto, al frente de sus camisas negras, de revivir la mussoliniana marcha sobre Roma. Este sujeto, de la mano del pérfido Losantos, organizaba manifestaciones y algaradas amparadas por las banderas franquistas en contra de la acertadísima política exterior de Zapatero, del nuevo Estatut de CatalURSSnya, de los hombres de paz vascos, del matrimonio homosexual y de la $GA€, entre otras cosas. Afortunadamente, conseguimos que este fanático ultraderechista perdiera las elecciones evitando así una página de oprobio y vergüenza en la historia de este país.

Y entonces este sujeto se fue de vacaciones a Méjico para descansar, pero el Rajoyov que volvió no tenía nada que ver con el que se fue. Organizó un congreso amañado para aferrarse a la poltrona, laminó a Ortega Lara, a María San Gil, a Mayor Oreja y a cuántos le pareció necesario para instaurar un nuevo orden dentro del Partido Contrarrevolucionario y, sobre todo, dejó de criticar lo que hasta entonces le había parecido mal, pasando a una oposición pasiva

Bueno, en realidad no volvió Rajoyov. Su cuerpo, después de un fatal accidente cuya autoría el MSV ni confirma ni desmiente pero que comunica para que las fuerzas de la derecha sepan a qué atenerse, yace en lo más profundo de una ciénaga del Yucatán. Aprovechando tan feliz circunstancia, Rajoyov fue sustituido por un robot tripulado, obra maestra de la ingeniería socialista.

Tan importante se consideró esta misión que tuvimos que simular la muerte de uno de nuestros mejores agentes para que se pusiera a los mandos de este robot y traicionase, de la manera más sutil, a la extrema derecha.

Pero no sólo ha sido Rajoyov objeto de esta suplantación. También alguno de sus ministros. Y como pasatiempo para el resto del verano os dejamos el trabajo de averiguar cuáles han podido ser. Una pista: podéis descartar a Gallardonov, porque siempre fue uno de los nuestros.

Cine socialista: Aznarlien

Camaradas:

Tuve el otro día una horrenda pesadilla. Soñé que volvía al poder el del bigotito. Y se nombraba a Rouco Varela como Ministro de Justicia, Moralidad y Decencia; a Federico Jiménez Losantos Ministro de la Presidencia y Portavoz del Gobierno, a Mayor Oreja Ministro del Interior (¡otra vez!) y a Álvarez Cascos Generalísimo de los tres ejércitos.

Chorreando de sudor me desperté sobresaltado y horrorizado y mi primer pensamiento fue el de exponeros los pesares que nos esperan como vuelva al poder el nefasto Aznar. Mi sueño se ha traducido en un guión de terror que ha dado lugar a una obra magna del cine socialista de todos los tiempos: Aznarlien, el regreso.

Sinopsis de la película

La comuna espacial proletaria del planeta “Gulag” deja de enviar sus informes mensuales. Temiendo alguna catástrofe, el algo mando envía al capitán Rugalkaev al mando de sus spetsznatz espaciales para investigar lo sucedido.

Al llegar a la comuna del planeta Gulag, Rugalkaev descubre que la bestia neocon ha vuelto y que ha aburguesado a la clase obrera de la comuna. Sólo la destrucción total de la comuna con la bestia y los proletarios aburguesados dentro, con barra libre de napalm y plutonio, puede atajar la plaga que se cierne sobre el socialismo real ibérico.

No sin mi burka

By McCarthy.

Camaradas:

La implantación del socialismo, querida y deseada por la práctica totalidad de los habitantes del Estado Espanyol, tiene que hacer frente, aún, a la furibunda resistencia del franquismo sociológico que, atrincherado en sus últimos bastiones, aún osa oponerse a la voluntad del Pueblo encarnada en el MSV.

Uno de estos actos vergonzosos de oposición al socialismo ha tenido lugar, hace poco, en el Parlament de CatalURSSnya.

Aunque en esta taifa ibérica el progresismo-indigenismo está firmemente arraigado, en tanto no se implante la dictadura del proletariado con todas sus consecuencias aún se mantiene el teatro burgués de las elecciones. Y así, aprovechando este resquicio en el sistema, las fuerzas contrarrevolucionarias se cuelan de rondón en el parlamento y desde allí berrean sus soflamas totalitarias.

Dentro de estos enemigos del Pueblo destaca un partido, más bien un grupúsculo, de fanáticos nostálgicos del finado dictador que responde al nombre de “Ciudadanos”, nombre de claras reminiscencias pequeñoburguesas. Pues bien, ese grupo de fanáticos no tuvo mejor ocurrencia, el otro día, que la de presentar una moción para prohibir el burka en los espacios públicos de CatalURSSnya.

Ante el asombro de las fuerzas parlamentarias progresistas, el cabecilla de este partido, el conocido disidente Albert Rivera, fue exponiendo ante la cámara su propuesta presentándola, con el cinismo que le caracteriza, como una necesidad de seguridad ciudadana cuando en realidad no era sino una vejación más de este individuo a nuestros hermanos musulmanes.

Y en la réplica a dicha propuesta el debate parlamentario rayó a cotas altísimas. Armados con argumentos de lo más contundente, los portavoces de las fuerzas de progreso hicieron ver al Sr. Rivera lo equivocado de su propuesta que, de tan reaccionaria como era, hasta la sucursal catalana del partido contrarrevolucionario decidió abstenerse.

Uno de los portavoces hizo ver, atinadamente, que quién era el parlament de CatalURSSnya para atacar las ancestrales costumbres de las minorías raciales, dignas de respeto mientras no provengan de ese territorio aún llamado España. Otro portavoz hizo énfasis en que la prohibición del burka haría aumentar el paro en el sector textil, tan maltrecho por la crisis. Finalmente, en una intervención que pasará a la historia del parlamentarismo catalán, un orador tocado por la gracia del Padrecito hizo ver a toda la cámara que el burka es la única prenda que ha logrado la liberación total de la mujer, al proporcionarla una zona exclusiva de intimidad en la que puede desenvolverse con total autonomía, al revés que el bikini o la minifalda, que lo único que han conseguido es saciar inconfesables apetitos burgueses y que obligan a la desdichada hembra a seguir bajo el yugo del macho retrógrado dominante.

Tras rechazar la propuesta del Sr. Rivera, en desagravio a la comunidad musulmana, el parlament de CatalURSSnya ha aprobado una partida presupuestaria para subvencionar al 100% la compra de burkas fabricadas por empresas textiles catalanas, a la vez que ha decretado que la próxima edición de la Pasarela Gaudí tenga, como tema exclusivo, el burka en sus infinitas variedades.

El Sr. Rivera, tras el debate, convencido de lo erróneo de su propuesta gracias a los argumentos de las fuerzas de progreso.

Éxito sin precedentes de las nuevas colecciones de burkas en la Pasarela Gaudí.

Cine socialista: Scrachemouche

Fracasó el asedio a los perros fascistas del Congreso, no importa, sigamos con los escraches, el camarada McCarthy nos trae un film para insipirarnos.

Camaradas:

El podrido régimen burgués que padecemos se tambalea ahogándose en sus propias contradicciones. Por tanto, es hora de ir socavándolo a base de acciones directas y contundentes que preparen el terreno para la victoriosa ofensiva de la revolución proletaria.

El plan maestro que ha trazado el MSV contempla, en una primera fase, el acoso de los políticos contrarrevolucionarios para que empiecen a sentir en sus carnes el profundo descontento de las masas obreras. Para ello, hemos encargado a la capitana Ada Colaunova, de los servicios secretos del Partido, la creación de una plataforma que, al amparo de hacerse eco de algún grave problema social, lleve a cabo una campaña contra la clase política reaccionaria.

Hoy, los grupos de agitación y propaganda organizados por la capitana Colaunova operan bajo el paraguas de una asociación anti-desahucios. Mañana, cuando los desahucios ya no sean noticia, los comandos de Colaunova se agruparán en otras asociaciones que puedan sernos de más utilidad, como el Coro de Jubilados del Alto Ribagorza o la Plataforma para la Defensa del Derecho de las Ranas a Criar Pelo; u otras que, eventualmente, más nos convengan.

Ante todo recordad que el MSV no vacilará en la consecución de sus objetivos. Como dijo Pablo Iglesias, “La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la Revolución”

Para estimular a las masas, el MSV organiza en su sede un festival de clásicos revolucionarios. Hoy se proyectará la gloriosa película Scrachemouche, apta para todos los públicos proletarios.

PD: El Politburó del MSV lamenta la actitud del camarada Rugalkaev por condenar públicamente los escraches de la plataforma antidesahucios al tiempo que se le escapaba una risita tonta y floja. Más que la comparecencia de un líder de la clase obrera, aquello parecía una de las tomas falsas del programa de José Mota. Por tanto, se ruega al camarada Rugalkaev, por favor, mayores dosis de seriedad en la mentira, que la revolución no es ningún cachondeo.


Sinopsis de la película

En la Francia del S. XVIII un legendario personaje, Alfred Rubalcabeau, conocido diputado de la Asamblea Nacional que actúa de incógnito en diversos espectáculos de variedades bajo el nombre artístico de Scrachemouche, acosa a la reaccionaria aristocracia francesa al frente de sus bien organizados grupos de sans culottes. Atrapado entre el amor a la bella Colaunova y la devoción a la sin par Bardemova, se bate en feroces duelos contra su más acérrimo enemigo, el marqués de Brey, que se niega a desalojar el palacete de la Moncloa tal y como exigen las masas revolucionarias.

Más cine indigenista: Jordy Catalanish returns.

No os dejéis engañar por la gala facha del cine Yanqui, McCarthy nos trae más cine de progreso.

Camaradas:

El pasado fin de semana tuvo lugar la grandiosa ceremonia de entrega de los Galardones Obreros Y Antifascistas (Goya), de la cual la gala esa de los Óscar de Hollywood no es más que una burda imitación pequeñoburguesa que no está ni a la altura de las suelas de los zapatos de nuestros Goya.

Como no podía ser de otra manera, la flor y nata de los artistas patrios acudió a manifestarse contra los intolerantes fascistas que quieren acabar con las merecidísimas subvenciones al cine español.

Por si no lo sabéis, la gala de los Goya tiene dos partes: la primera, que se televisa, y en donde nuestros artistas, además de poner las orejas coloradas al ministro facha de turno, desfilan con unos curiosos trajes regionales europeos que responden a nombres de lo más caprichoso (Gucci, Dior, Hermés, D&G, Chanel…). Aquí no hay catering y sólo se sirven panchitos rancios con vasos de agua fétida a los posibles contrarrevolucionarios que pueda haber en la gala. Los premios que se reparten son todos una cortina de humo para que no se sepa cuáles son los verdaderos héroes socialistas dignos de tan alto galardón.

La segunda parte de la gala se celebra a puerta cerrada, sin televisión y sin ministros fascistas. Aquí se da a los asistentes un generoso ágape socialista en donde los más selectos vinos y licores y las viandas más exquisitas y exclusivas manan en cantidad inagotable para reponer las fuerzas de los apóstoles teóricos de la revolución proletaria. Y aquí, sí, se reparten los verdaderos premios, los que dignifican y enaltecen una larga trayectoria artística en pro de la lucha de clases.

En esta edición, la comedia indigenista “Jordy Catalanish returns”, basada en hechos recientes ocurridos en CatalURSSnya, ha arrasado en la gala, llevándose casi todos los premios en liza.

Sinopsis de la película

En CatalURSSnya hay una epidemia de espionaje. Artur espía a Pere, que a su vez espía a Alicia. Ésta no se queda corta y anima a la novia de Pujol Jr a que delate a su semental pareja. Pero como todos son tan torpes, acuden a la misma agencia de detectives para encargarles estos trabajitos.

Finalmente, Jordy Catalanish, agente secreto con licencia para sablear a todo quisqui, interviene disparatadamente aunque llevándose, de paso, un pellizco millonario que ingresa sin tardanza en alguna de sus múltiples cuentas opacas y cifradas.

La película tiene un final feliz, puesto que los buenos salen impunes y con unos milloncejos más en el bolsillo y la fascista de turno es puesta en ridículo del modo más ignominioso.

Cine indigenista: Masterix y Oriolbelix contra los fachas

Una gran candidata a arrasar en los Galardones Obreros y Antifascistas (G.O.Y.A.)
By McCarthy

Camaradas:

Alborozados saludamos el nacimiento de un nuevo sujeto político llamado a ostentar la hegemonía de las taifas ibéricas. CatalURSSnya ha decidido liberarse de la opresora bota mesetaria y camina, con paso firme y decidido, hacia su unidad de destino en lo universal merced al supremo liderazgo de Masov, ungido caudillo supremo de CatalURSSnya por obra y gracia del progresismo regionalista. Volverán banderas victoriosas al balcón de la Generalitat ondear y, prietas las filas, los diversos caciques indigenistas locales rendirán pleitesía a Masov I, el Reunificador, antes de lanzarse al anschluss dels Països Catalans que aún no han sido liberados.

Desgraciadamente, nuestros compañeros indigenistas necesitan para eso dinero, mucho dinero, y los fachas de Madrit no parecen estar por la labor de soltar ni un euro. Así que, decididos a obtener por otros medios el equilibrio fiscal que el fascio centralista les niega, nuestros amigos indigenistas han decidido exportar su talento innato y tienen pensado proyectar sus películas más señeras y recaudar así el dinero necesario para llevar a cabo sus propósitos.

Al preestreno de una de las obras maestras del cine indigenista ha sido invitada la plana mayor del MSV, que se codeará en tan señalado evento con lo más florido y granado de las élites indigenistas catalanas. Así que, camaradas, haced amistades y obtened cuantas direcciones y números de teléfono seáis capaces de obtener. Recordad que el simpático indigenista de hoy se transformará, en cuanto tomemos el poder, en la rata secesionista de mañana a la que habrá que exterminar sin compasión ni miramientos. Todo el trabajo que tengamos adelantado nos será muy útil para acabar con cualquier conato de resistencia a la implantación de la dictadura del proletariado.

Sinopsis de la película:

Siglo I a.C. Toda la Hispania está invadida por los fachas mesetarios, ¿Toda? No. La pequeña tribu de los catalufos resiste, ahora y siempre, al invasor. Temiendo un ataque inminente de la Brunete mediática, el druida de la tribu catalufa, Pujolramix, decide enviar a sus más preclaros héroes, Masterix y Oriolbelix, a una misión vital: llevar los dineros de la tribu hasta la lejana Helvetia, cuna de la opacidad y el secreto bancario, e ingresarlo en una serie de cuentas secretas y cifradas a nombre de ciertos prominentes líderes de la tribu; todo ello por el pueblo y para el pueblo.

Tibieza en los medios

By McCarthy
Camaradas, el Pravda y el Granma están tristes. Sus fundamentadas denuncias contra las oprobiosas fuerzas del fascio han perdido su vigor y lozanía. Se echa en falta el ardor revolucionario que desde siempre ha inspirado su línea editorial.

¡Pero hasta aquí hemos llegado! El MSV ha ordenado al camarada Sopenovitch, inspector general de los servicios de agitación y propaganda, que realice una gira de inspección e insufle renovados ánimos en los redactores de estos medios de comunicación.

En la imagen, el camarada Sopenovitch transmitiendo sus conocimientos y experiencia a un joven plumilla muy necesitado de estímulo socialista.

Company of Soviets

By McCarthy

El MSV, haciéndose eco de las miles de solicitudes recibidas para que el ídolo del Pueblo, Sánchez Gordillinsky, sea el protagonista de un videojuego formativo, ha considerado que el momento político es propicio para ello. Por lo tanto, presentamos en primicia el videojuego que está destinado a hacer furor este verano: “Company of soviets”.
Asumiremos el rol del camarada Gordillinsky y, al mando de nuestro propio sindicato agrario, asaltaremos uno por uno los reductos del fascismo en AndalURSSía. Iniciaremos nuestra particular lucha de clases asaltando un puesto de pipas callejero de carácter marcadamente burgués y reaccionario, para, a partir de ahí, ir conquistando objetivos de mayor enjundia: Mercadonas, Carrefoures, hoteles de lujo… incrementándose progresivamente las dificultades.
¿Tienes madera de líder progresista? Demuéstralo poniéndote al frente de tus tropas y dirigiendo el asalto, heroicamente, desde la retaguardia armado con un megáfono de grueso calibre. No te preocupes por las bajas: todas son aceptables mientras logres los objetivos asignados. Además, tú tienes inmunidad parlamentaria, que para eso te lo has currado. Los demás son peones al servicio de los objetivos del Partido y serán reemplazados con nuevos reclutas que te proporcionarán los banderines de enganche de tu sindicato.
En los escenarios rurales tus tropas darán lo mejor de sí, pero ten mucho cuidado en los escenarios urbanos: tus jornaleros berserker verán severamente mermadas sus capacidades combativas. Afortunadamente, en estos escenarios podrás contar con fieles aliados: sindicalistas urbanos, perroflautas, red skins, okupas y diversos colectivos antisistema que se unirán alegremente a ti en cuanto comience la lucha. Ponlos en vanguardia y no te preocupes si caen a mansalva ante las fuerzas represoras policiales: para eso están, de carne de cañón. Además, cuantos más elimine ahora la policía menos trabajo tendrás, el día de mañana, en exterminarlos cuando dejen de ser útiles.
Pero el liderazgo que ostentas exige que cumplas otro tipo de cometidos. Como zampolit supremo de tus tropas deberás elevar su moral mediante las imprescindibles sesiones de adoctrinamiento revolucionario marxista-leninista para mantener intactas su determinación y sed de victoria. Adicionalmente, tu deber será el de vigilar estrechamente a tus hombres para que no se contagien de los vicios que rezuman los antros burgueses que asaltes: con que los pruebes tú, para conocer a fondo al enemigo, es más que suficiente. La tokarev impone mucho respeto, así que úsala discrecionalmente, o aleatoriamente si es preciso.

Pasa revista a los nuevos reclutas que acudan a tu llamada y, teniendo en cuenta sus cualidades, asígnales los puestos que más te convengan. A los más rapaces y ladrones puedes ponerlos a requisar alimentos y suministros varios, necesarios para que puedas continuar tu lucha. Los más fornidos y menos inteligentes serán candidatos idóneos para formar parte de tu guardia pretoriana. Pero ándate con ojo avizor para que entre los reclutas no se te infiltren intelectuales, liberales, trotskistas o elementos socialmente indeseables. En estos casos deberás entretener a tus huestes organizando un juicio popular sumarísimo que culminará con la inevitable ejecución de la morralla contrarrevolucionaria.
Y, por último, está la misión más importante. Deberás custodiar, aún a riesgo de tu vida, el emblema sagrado del que emana todo el poder dirigente. Tu Iphone debe estar seguro en todo momento. Si ves que algún colaborador tuyo lo mira con ojos codiciosos apiolétalo sin compasión y demuestra que eres el macho dominante de la manada.

Otro videojuego de progreso

By McCarthy:
Tras el espectacular éxito del videojuego “Call of Puty”, que en pocos días ha recaudado varios millones de cupones de cartilla de racionamiento, el MSV, con el objeto de proporcionar una formación integral a nuestros pioneritos, lanza un nuevo juego en la línea educativa del anterior.

En este caso asumirás la personalidad de Guerrerov, alto jerarca del Partido. A tus manos ha llegado una importante suma de dinero proveniente de la UE para financiar expedientes de regulación de empleo y tu primera misión está clara. Siguiendo las instrucciones del Partido te encargarás de que, falseando las cuentas, todo ese dinero sea redistribuido correctamente entre miembros prominentes de la nomenklatura política y sindical progresista. Si algún genuino desempleado se queda sin cobrar que se joda, que el dinero del Pueblo no está para malgastarlo en el vicio burgués de sobrevivir. Si el Partido te pide que metas en los listados a miembros de la nomenklatura que aún no habían nacido en el momento de iniciarse el período de cotización que da derecho a la ayuda no preguntes, que la lógica es una lagartona contrarrevolucionaria que no te traerá nada bueno.

Pero aquí no acaban tus tareas. Como bien sabes, hacer la revolución no está reñido con pasárselo pipa. Por ello tu siguiente misión será obtener cuantos puntos de jovialidad puedas conseguir. El tabaco, el alcohol y el marisco dan bastantes puntos, pero nada como una buena raya de coca o una orgía putera de aúpa para elevar tu contador a cifras estratosféricas. Pero el vicio es caro y necesitarás cómplices, así que deberás cobrarte suculentas comisiones a cargo de los ERE para financiar tus actividades nocturnas y contratar chóferes joviales que te secunden en tus espectaculares francachelas. Mete la mano en la caja sin complejos para subvenir a tus necesidades: lo importante no es lo que trinques, sino que no te pillen.

Y aquí entran en juego tus enemigos. Magistrados opusitas y periodistas a sueldo de la caverna reaccionaria intentarán ensuciar tu nombre asociándote a diversas conductas delictivas. Ignora olímpicamente tales acusaciones, que jamás se ha visto que un representante del Pueblo acate, ni por asomo, las normas represivas burguesas del Código Penal vigente.

Si por azar eres detenido, utiliza tus influencias para que tu caso pase al juzgado de algún juez progresista que te liberará inmediatamente, además de procesar a los policías fascistas que han osado ponerte la mano encima. Pero si tienes la desgracia de caer en un juzgado meapilas y reaccionario, podrás utilizar tus puntos de jovialidad para activar el comodín de Garzonov, que acudirá raudo a defenderte contra viento y marea. Si aún así acabas en la cárcel, recuerda, camarada, que ni se te ocurra quebrantar la omertá socialista: podrías resbalarte con una pastilla de jabón y romperte la crisma.

Injusta detención.

El Camarada McCarthy vuelve a darnos una lección de sabio progresismo:

El partido contrarrevolucionario, momentáneamente en el poder, es un partido al que se le llena la boca muy fácilmente hablando sobre libertad, derechos y zarandajas varias de ese caletre. Pero una cosa es predicar y otra dar vodka, camaradas, puesto que a la menor discrepancia que surge con los fundamentalistas principios que defienden esos individuos, inmediatamente asoma la intolerancia franquista que mamaron desde su más tierna infancia.

¿Y a qué viene recordaros una cosa que sé que ya sabéis? Pues porque, lamentablemente, el partido contrarrevolucionario aún mantiene en lóbregas celdas a auténticos luchadores por la libertad. En otras palabras, en España aún hay presos de conciencia a los que sistemáticamente se les niegan sus derechos más elementales.

No me refiero a nuestros valerosos camaradas los gudaris de EURSSkalherría, cuyo problema está en vías de una solución satisfactoria para las fuerzas de progreso, sino que con esta arenga quiero rendir un sentido homenaje a la última víctima del sistema represivo policial fascista del Estado español: Jordi Ausás.

Este compañero, miembro del partido progresista-indigenista ERC, ocupó importantes cargos durante el glorioso, y hoy en día muy añorado, gobierno del Tripartito catalán. En dicho gobierno ocupó el cargo de Conseller de Governació, puesto en el que sirvió con celo y dedicación al pueblo implantando, a sangre y fuego, la obligatoriedad del catalán en el ámbito de la Administración Pública de CatalURSSnya; sin arredrarse ni ante la magnitud de la tarea ni ante la furibunda resistencia de los elementos reaccionarios infiltrados en todos los estamentos funcionariales catalanes.

No obstante su brillante desempeño, como el de todos los miembros del Tripartito, las elecciones burguesas dieron paso a un nuevo partido indigenista en el gobierno catalán, lo que le acarreó el verse privado de los privilegios que por derecho le correspondían. Pero tan brillante representante del pueblo, lejos de manifestar resentimiento alguno, comprendió que, hasta que no se instaurase de una santa vez la bendita dictadura del proletariado, su carrera política estaba sometida al albur de las urnas y de los caprichos del populacho, y que en ese momento le había tocado dejar de servir al pueblo desde los altos cargos de responsabilidad que, sin duda alguna, merecía seguir desempeñando.

No obstante su alejamiento, temporal, de esos altos cargos que antaño ocupara, nuestro gran hombre continuó dedicando su vida a seguir sirviendo al pueblo, aunque de una manera más original.

Preocupado como estaba por la triste situación del proletariado catalán, vio con perspicacia cómo el actual gobierno reaccionario, para alienar a las masas, no paraba de subir y subir los precios y los impuestos del tabaco, a la vez que demonizaba a todos aquellos que osasen siquiera encender un cigarrillo. Inteligente como era, dedujo sin dificultad alguna que dichas subidas de precio del tabaco únicamente tenían como finalidad el sostenimiento de las fuerzas mercenarias espanyolistas que sojuzgaban a su amada CatalURSSnya y la impedían avanzar hacia la unidad de destino en lo universal.

Y aquí es donde dio comienzo su pacífica lucha contra el sistema represivo que actualmente padecemos. Se dedicó a comprar tabaco barato en el extranjero y a suministrarlo al proletariado catalán directamente, de manera clandestina, sin que ni un solo céntimo de euro de impuestos fuera a parar al opresor Estado espanyol.

Pero estaba claro que el fascio no iba a tolerar semejante desafío a su autoridad. Detenido a altas horas de la madrugada, fue obligado a ver Intereconomía durante varios días seguidos para que confesara delitos que no había cometido. Intentaron quebrantar su resistencia en la comparecencia previa que tuvo ante los parciales jueces fascistas que se encargaron de su caso. En dicha vista le acusaron, con vileza y premeditación, de lucrarse con sus benéficas actividades, a lo que nuestro héroe contestó, gallardamente, que el lucro era la consecuencia natural de su lucha sin cuartel contra el espanyolismo imperialista y que si para liberar CatalURSSnya de las garras mesetarias era preciso lucrarse y hacerse millonario, él, gustosamente, asumía esas cargas y responsabilidades derivados de sus actos de insumisión política.

Ante tales brillantes alegatos cargados de amor a la patria y de defensa de los derechos de los pueblos en lucha por su libertad, los jueces echaron mano del vigente Código Penal, de carácter retrógrado y burgués, y lo acusaron, vilmente, de contrabando, pretendiendo disfrazar de delito común lo que en realidad era una objeción de conciencia fiscal en toda regla realizada en pro de la liberación de su pueblo.

En este momento, nuestro héroe está internado en el penal de Fachendorff; aislado y obligado a escuchar, por el hilo musical, los grandes éxitos de Manolo Escobar las 24 horas del día. Por ello, el MSV lanza un llamamiento a Amnistía Internacional, a Human Rights Watch, a Brian Currin y al padre Apeles para que semejante violación de derechos humanos no quede impune y denuncien debidamente al partido contrarrevolucionario por atentar tan salvajemente contra la más elemental dignidad de la persona.

Asimismo, Jordi Ausás, para protestar ante la inhumana situación en la que se encuentra, se ha declarado en huelga de ingesta de marisco. Por tanto, temiendo seriamente por su vida y en apoyo a su lucha sin cuartel contra las malignas fuerzas oprobiosas de la derechona, nos echaremos a la calle para apoyar las justas reivindicaciones de este líder progresista. Como es habitual, y para desinformar debidamente a las fuerzas represoras policiales, nuestra maskirova política camuflará tal acción como una manifestación más de esos odiosos funcionarios, tan frecuentes en estos últimos tiempos.