Resurrección, un regalo ideal para tus camaradas.

Ya sabéis que nos gusta promocionar nuestros propios regalos para evitar que el capitalismo os contamine con sus productos malintencionados que os alejan de la solidaridad obrera y marxista.

Para ello, hemos dado una vuelta de tuerca al juego “operación” y hemos creado nuestro propio juego: Resurrección.

Imagina que estás en Bolivia y te traen el cuerpo cosido a balazos de nuestro querido Che, tan sólo hay que ir extrayéndole cada proyectil para que la mano del Padrecito lo devuelva posteriormente a la vida.
Por cierto, lo de la nariz roja no es como en el citado juego “operación”, nos apetecía darle un aire a lo payaso (más aún) para que los niños también jueguen y puedan ser adoctrinados desde pequeños.

8 comentarios a Resurrección, un regalo ideal para tus camaradas.

  1. ¿No lo tienen con la versión del Querido Líder?
    Yo aún le echo de menos.

  2. Kasfelinsky (NKVD)

    ¿La “pancha” es la de nuestro querido Che, o la de nuestro nuevo lider, el COMO-ANDANTE SUPREMO Kim Jong Un?

  3. Y si esperamos a que los cague ?
    Eso jodería al kapital.

  4. ¿Supongo que será un juego para mayores de 18 años, no?
    No quiero imaginar el trauma psicológico que podría crearse en las mentes de los tiernos infantes cada vez que se ilumine el narizón.
    Además, tened en cuenta que si se toca hueso, la descarga es acorde con la magnitud e importancia del Padrecito…. 100.000 voltios del ala, para evitar chapuceros del bisturí.

    • Cierto querido camarada, de hecho, el éxito de los médicos soviéticos se debía precisamente a esas prácticas de advertencia, el que fallaba ¡Zas!

  5. Camaradas: como todo verdadero revolucionario que se precie sabe de sobra desde el mismo momento de su nacimiento, los verdaderos líderes revolucionarios, con el Gan Stalin a la cabeza, nunca mueren, (como muy bien proclama, con elocuencia sin igual, el nombre de nuestro glorioso Movimiento). Así pues, ándese con cuidado el gusano contrarrevolucionario que proclame de forma derrotista que el Ché está muerto, y que pueden hacerse bromitas pequeño burguesas al respecto. En palabras del propio Ché: lo único que necesitamos saber los revolucionarios al respecto es si el derrotista de turno debe ser fusilado o apioletado (para ahorrar munición).

  6. Viva la revolución del 11-M

    No he visto justificar su asistencia a los recientes funerales del Querido Líder a esos kamaradas que largan diciendo “Muy bonito Pionyang (평양), muy amables sus gentes, muy buenos sus platos típicos, …”, y cuando les preguntas detalles tartamudean y se enredan como un militante del PP tratando de justificar los nombramientos de Rajoy.

    Viene eso a cuenta porque los que si estuvimos, acabamos casi inevitablemente agrupándonos por culturas, yo lo hice con los representantes Bolivarianos de Cuba, Venezuela y Bolivia. Allí recordamos a Ernesto, a Bolivar (Simón para los amigos), a Joaquin Murieta, a Don César de Echagüe, … y a cuantos dedicaron sus vidas a oponerse a los imperialistas yankees y a los realistas españoles. Fue todo muy emotivo, y las lágrimas que se nos saltaban aumentaron la estimación de los kamaradas Juches hacia nosotros.

    Pasados estos momentos de emoción, y ya más distendidos, los representantes latinoamericanos empezaron a contar anécdotas de cómo le tomaban el pelo a Moratinos y le sacaban los Euros sin que se diera cuenta. “Es lo que ocurre cuando chocan culturas muy diferentes; los más primitivos cambian su oro por cachivaches”, decía riéndose un quechua de Evo recordando como le regalaban ponchos de esparto, gorros andinos de rayón y quenas “made in china”, mientras él derramaba los euros como si tuviese un agujero en las manos. También nos reímos mucho con las aventuras cinégeticas de Garzón, que dejan pequeñas las del Borbón con el oso Mitrofan.

    En fin, que es una lástima que estas reuniones no se produzcan con más frecuencia. De hecho, los allí asistentes hicimos una porra sobre si la próxima vez será en La Habana o en Caracas.

    ¡Hasta pronto, camaradas! Un funeral inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>